Despeinarse como forma de vida

Inauguro este blog con esta frase que aporta mucha sabiduría a la vez que simpleza. Bienvenid@ y gracias por asistir a esta fiesta de apertura hacia lo que califico “mi visión de la vida” en sensaciones, experiencias y puede que algo más que ya iré decidiendo según vaya dando cada paso, sin expectativas.

Escribiré según vaya sintiendo, muchas veces sin pensarlo demasiado, seré simplemente unas manos que explayen ideas contenidas en palabras y palabras en vivencias que terminanarán etiquetadas en tu mente dentro de “loca”, “un poco loca” o “se le va demasiado”.

Photo by Brooke Cagle on Unsplash
Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Para mí despeinarse es, ante todo, vivir el presente en una relación interior que nos evite dirigirnos hacia un abismo de intransigencia sutilmente disfrazada de exigencia. Amarnos tanto, que la necesidad dependiente se vuelva una nefasta visión apocalíptica.

Correr sin prisa y parar sin pausa, sonreír sin motivo y que el motivo se vuelva nuestro amigo. Andar descalzos y allanar terrenos pantanosos. Llorar al sentir y sentir para curar. Cantarle a la vida y que ella nos devuelva un soneto plasmado de grandeza.

Ahondarnos en la nada, conectarnos con la nada, porque somos nada y todo a la vez. Fusionarnos con la incertidumbre, la seguridad es una ilusión mental que aboga hacia expectativas derivadas inevitablemente en sufrimiento y desdicha.

Apegarse al cambio, porque no hay nada más cambiante que los vientos por los que nos movemos en este juego de ilusiones foráneas acaecidas en escenarios establecido por nuestras mentes y controladas por señales inflingidas por marionetas vacías.

Por eso, corre con el viento, ahogáte de incertidumbre para encontrar tu propia naturaleza, suelta expectativas, sonríele las situaciones que podamos etiquetar de “puta mierda” porque no hay nada que determine tanto nuestra forma de actuar que la carga emocional que le asignemos.

No te preocupes por nada porque, como bien dice Eckhart Tolle (enorme maestro) “¿qué problema tienes ahora, en este momento?”.

Mira al horizonte, sonríe porque respiras y observa las estrellas mientras escuchas el silencio, él tiene todas las respuestas.

Fuente: Pablo Sandoval Photography (yogiviajero.com)

Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *