Vallas integradas en normas convencionales

Las normas son continuas barreras a reflejar lo maravilloso de nuestro ser por miedo a ser desbocado en una incesante corriente de sabiduría inmiscuida en sabores agrios de sobriedad. Desbocarse es peligroso, dicen, y en ese continuo control desbordado por intentos de asalto nacen los delitos hacia uno mismo que repercuten en un choque reflejo de nuestra pureza. La frustración deriva en violencia y, ésta, en autodestrucción mutua.

Son esas normas limitantes las que propician todas estas desavenencias, matan la pureza de la magia de la creatividad. Reglas que son puras vallas en plenos campos kilométricos para postergar nuestra integración en una forma de vida que más que limita, se expande como lo hace el universo en cada segundo y, tal vez no sepas (lo dudo), somos uno con el mismo. Cuando se lucha contra lo que se es surge la resistencia, que genera frustración y esta, a su vez, ira por creer que podemos cambiar lo que es en si la magia del ser.

Fuente: Aditya Saxena en www.unsplash.com

Canta, baila, pinta… CREA, es tu esencia, no te limites ante opiniones ajenas que andan buscando igualmente esa expansión. No podemos limitar al que es ilimitado ante nuestra creencia de superior imaginaria.

Fluye, siente, canta, baila, pinta, crea… CREA. Saca tu grandeza, ella ya te ha encontrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *